Se supone que el clericót nació cuando el Imperio Romano se apoderó de Francia y de Gran Bretaña, territorio que hasta entonces dominaban los celtas. Este pueblo tenía la costumbre de festejar fin de año el 31 de octubre dedicando esa última noche al samhain o "caballero de la muerte". Como los romanos solían adoptar a los dioses de quienes conquistaban, hicieron eco de esta celebración. Pero casualmente, para esa misma fecha, ellos rendían homenaje a la diosa de los árboles frutales.

El resultado de tal superposición de ritos fue una festividad que, fusionando elementos de ambas culturas, se celebraba bebiendo una suerte de cóctel, una mezcla de frutas que hechizaba la mente hasta dejarla como si fuera poseída por el espíritu inquieto de algún espectro.

Esta bebida es súper recomendada para las fiestas y reuniones, por ser muy fácil de preparar y muy deliciosa. Quedaras bien con tus amigos y familiares.

Ingredientes:

Jarra grande
Hielo frappé o en cubo
Fruta picada: Sandia, Papaya, Melón, Manzana roja
Granadina
Refresco de Manzana roja
Vino tinto
 
 
Clericot El Clericót es una bebida para toda la familia por su bajo contenido de alcohol, además de ser perfecta para acompañar una buena comida. 
 Clericot 
Clericot 

Otra receta incluye 7-up light, vino tinto ó vino blanco y mucha fruta al gusto. 

En la jarra se agrega la fruta picada al gusto, se agrega la Granadina y se incorpora con la fruta. 

Posteriormente se agrega refresco de Manzana ó 7-up al gusto y se termina de llenar con el Vino Tinto ó Vino Blanco. 

Se agrega el hielo y se mete al refrigerador media hora para que repose.  



 

Ultima actualización (Lunes 03 de Enero de 2011 21:17)